El Legado de Babaji Nagaraj

Babaji es un avatar inmortal que nació en la costa este de India en el 203 DC como el niño Nagaraj.

«Babaji» es un título que significa “honrado padre”, un título usado por muchos líderes espirituales. El avatar inmortal Babaji Nagaraj es único y no debe ser confundido con otros.

Un avatar es una perfecta manifestación de la divinidad en forma humana. Los avatares viven en absoluta conciencia de su naturaleza divina, siendo entonces un ejemplo de lo que es posible para la humanidad.

Historia de Nagaraj

Cuenta la historia que el niño Nagaraj fue secuestrado por piratas y vendido como esclavo. Su comprador reconoció en muy poco tiempo los dones especiales del niño y lo liberó para que pudiera explorar y estudiar.

Nagaraj fue iniciado en Kundalini Yoga por el más grande maestro en su tiempo. Aún siendo adolescente, el alcanzó la inmortalidad a través de la práctica del Siddha Yoga y la medicina de esa tradición. Babaji adicionó sus mejoras al Kundalini Yoga y lo renombró Kriya, sistema a través del cual nos legó la poderosa Respiración Cobra, su más preciado regalo para la humanidad.

Babaji es conocido también como el MulaGuru: el experto en Muladhara, el chakra raíz y lugar donde se asienta la Kundalini.  Él aceptó la responsabilidad de garantizar la educación yóguica de las almas encarnadas en la Tierra. Él motiva y apoya a cualquiera que, como él, quiera volverse también un Babaji.  Su presencia trae una sensación de profunda comodidad, de que todo está bien como es y tú estás siendo protegido y apreciado. Su energía es la del perfecto equilibrio entre lo masculino y lo femenino, así como la energía pura del amor incondicional.

Para sintonizarte con la energía de Babaji, puedes hacer las prácticas de Kriya, meditar con el yantra que representa su energía o con su imagen, y repetir el mantra que permea todo su ser: Om Kriya Babaji Namah Aum.»

También, dicen los maestros, la cantidad de gracia que recibes de Babaji depende de cuánta sadhana (expresión en sánscrito para referirse a la práctica espiritual) realizas, cuánto karma yoga o servicio haces y cuánto amor o devoción manifiestas, hacia ti y hacia los demás.

Mahāvatār Bābājī es el nombre que le dio Lahiri Mahasaya y muchos de los  discípulos que reportaron haberse encontrado con él entre 1861 y 1935. Algunos de estos encuentros son descritos por Paramahansa Yogananda en su libro autobiográfico “Autobiografía de un yogui”, en el cual presenta un reporte de primera mano de lo que fue su encuentro con el yogi. Recientemente, este relato también se encuentra en la película “Awake” donde se presenta la vida y obra de Paramahansa Yogananda. Otro relato de primera mano con respecto a estos encuentros es presentado por Yukteswar Giri en su libro “The Holy Science”.  De acuerdo con la autobiografía de Yogananda, Babaji ha vivido por lo menos durante cien años en las regiones lejanas de los Himalayas en la India Hindú y ha sido visto sólo por un número muy reducido de discípulos y otras personas.

También se dice que vive con su hermosa consorte Mataji, quien también ha obtenido la inmortalidad. En la mayoría de los sistemas Kriya se refieren a ella como su hermana, pero reconociendo a Babaji como un maestro tántrico, nosotros la reconocemos como su compañera, su pareja.

De acuerdo con su autobiografía, poco antes de que Yogananda partiera para América en 1920, Babaji vino a su hogar en Calcuta, donde el joven monje se encontraba en profunda oración pidiendo guía y confirmación de la misión que estaba a punto de asumir. Babaji le dijo: “Sigue la guía de tu gurú y ve a América. No tengas temor, serás protegido. Tú eres uno de los que he escogido para expandir el mensaje del Kriya Yoga en Occidente.

SUNYATA SARASWATI

Las enseñanzas de Kriya Yoga que se comparten desde Dhakini Tantra hacen parte del legado que Sunyata Saraswati le legó a Bodhi Avinasha, su compañera afectiva durante siete años y fundadora de Ipsalu Tantra Internacional (escuela en la que María Ferrer se inició en el camino del Tantra Kriya Yoga) y Kirby Jacobson, actual mentor privado de María, con quien Sunyata vivió durante varios años.

Sunyata Saraswati (Goswami, Sifu, Grandmaster, SiGung, Lao Sui, T’ien-Tao Lung) nació en Septiembre 5 de 1941, en Chicago, Illinois, y su energía se retiró de su cuerpo físico en Mayo 21 de 2014.

El Maestro Sunyata nació en una familia espiritualmente avanzada, y vivió por muchos años en un hogar multi-generacional con sus abuelos. Su abuela estaba practicando Yoga Tibetano en los años 30 y era amiga de Paramahansa Yogananda. Cuando Yogananda vino un día a la casa de su abuela en Chicago, el joven Maestro Sunyata recibió la gracia: la transmisión. «Transmisión» se refiere a la creencia yóguica de que la información espiritual puede ser compartida y pasada hacia delante sin necesidad de palabras.

Yogananda le dijo a la abuela del Maestro Sunyata que no podían permitir que él fuera solamente una persona con una naturaleza devocional, así que siendo un joven el maestro Sunyata fue enviado por Yogananda a India, a estudiar todos los aspectos del Kriya Yoga, donde también aprendió Hatha Yoga. Por más de una década, el maestro Sunyata fue a India casi todos los veranos.

Siendo ya un adulto joven, el Maestro Sunyata comenzó estudiando la Respiración Cobra Dakshini Marga, filosofía Kriya y estudios tibetanos con Goswami Kriyananda y su estudiante ejemplar en el templo de Kriya Yoga en Chicago.

Sri Shelliji, el gurú de Goswami Kriyananda, recomendó que el Maestro Sunyata estudiara con Swami Satyananda Saraswati en Bihar, India.

Swami Sivananda Saraswati había recibido el aspecto tántrico del Kriya Yoga y se lo transmitió a su estudiante, Swami Satyananda, un consumado escolar yóguico que modernizó el Tantra. En Bihar, en el entrenamiento de profesores de Swami Satyananda, el Maestro Sunyata aprendió el camino Vama Marga del Kriya Yoga Tántrico, la Respiración Cobra Tántrica, y el método correcto para conducir ceremonias Puja.

Swami Satyananda inició a Sunyata, le dio el nombre «Sunyata», el título de  Goswami (maestro de los sentidos o maestro de los vedas) y lo señaló como guardián del linaje del Tantra Kriya Yoga de Babaji. El Maestro Sunyata fue totalmente llenado con Shakti (energía femenina) para permitirle pasar hacia delante este conocimiento en las Iniciaciones de la Respiración Cobra del Tantra Kriya Yoga. María Ferrer, Ma Shanti Tara, fue certificada por Ipsalu Tantra Internacional en Julio de 2016 para iniciar a las personas en este mismo linaje.

El Maestro Sunyata estuvo en cama durante seis días antes de dejar su cuerpo físico, y unas pocas noches antes se sentó y dio su último consejo: “Estudien y aprendan cómo mejorarse a ustedes mismos: esa es su responsabilidad”. La práctica fue mencionada como lo más importante: no permitir que nada se interponga con tu práctica y, por ende, practicar, practicar, practicar.

También dijo: Los profesores espirituales nunca cesan de preocuparse por sus estudiantes; los estudiantes y su progreso espiritual son siempre la consideración número uno.

Para saber más sobre Sunyata Saraswati, puedes ingresar a www.sunyatasaraswati.com