Pancha Mahabhuta

SATTVA es el nuevo Sistema de Inmersión y Formación que Dhakini Tantra le ofrece a todas las personas que sienten el llamado a explorar el Tantra como camino de transformación personal y realización espiritual.

El Sistema de Inmersión y Formación básico tiene una duración de dos años y medio e incluye:

  • 20 lecciones que vamos recorriendo mes a mes en sesiones de 3 horas y media que hacemos un sábado en la tarde (3 a 6:30pm).
  • 5 talleres intensivos, uno cada semestre. Los primeros 4 talleres tienen una duración de 4 días y el último, que es el de graduación, dura 5 días.

Las lecciones son muy vivenciales porque consideramos que el verdadero proceso de transformación e integración se da con la experiencia; sin embargo, exploraremos juntos una amplia bibliografía que nos permitirá abordar los temas desde una parte teórica también.

Cada semestre recorremos el Tantra desde uno de los cinco elementos que hacen parte del Pancha Mahabhuta: Tierra (Prithvi), Agua (Jala), Fuego (Agni), Aire (Vayu) y Éter (Akasha).

Los cinco elementos representan la energía etérea, gaseosa, radiante, liquida y sólida de la materia que se manifiesta en el cuerpo humano.

Cada elemento se relaciona con un chakra (ruedas giratorias o vórtices energéticos responsables por la regulación del cuerpo energético) y un tattva específicos (tattva es de origen sánscrito y significa aspecto de la realidad; su simbología constituye la entrada al mundo espiritual). Para irnos muy profundo en cada uno de ellos, exploramos cada elemento durante 4 meses, con 1 lección de tres horas y media cada mes y un taller intensivo de 4 días que viene al final de cada semestre:

 

Tierra (Prithvi)

El elemento Tierra se relaciona con nuestro primer chakra: Muladhara, que se ubica en la zona del perineo en los hombres y la pared trasera de la vagina en las mujeres. Prithvi es el tattva de la tierra y se simboliza con un cuadrado amarillo.

Este elemento es el que le da forma a la vida, es la sustancia estable. Es pesado, rugoso, duro, lento y denso. Psicológicamente promueve la estabilidad mental y el perdón. Se manifiesta a través de la nariz y está asociado al sentido del olfato.

Durante este primer ciclo estaremos enfocados en conectar profundamente con nuestro cuerpo y nuestro lugar en la tribu humana. Contactaremos nuestros miedos más profundos para lograr transformarlos alquímicamente en aventura y acción consciente. Desarrollaremos maestría en el uso de la Respiración de Fuego como método para transmutar la energía del cuerpo.

 

Agua (Jala)

El elemento Agua se relaciona con el segundo chakra: Swadisthana, que se ubica en la zona de los genitales. Apas es el tattva del agua y se simboliza con una luna creciente plateada.

Este elemento representa el flujo de la vida. Es la sustancia sin estabilidad, de naturaleza suave, frío, lento, líquido y viscoso. Psicológicamente promueve el amor y la compasión. Se manifiesta a través de la lengua y está asociado al sentido del gusto. Sin agua ni la lengua ni los genitales pueden funcionar correctamente. El agua representa la fuerza de la cohesión, así como las habilidades para atraer y cambiar.

Durante este segundo ciclo haremos un trabajo muy fuerte para contactar nuestras emociones, particularmente la tristeza, y reconocer cómo se manifiestan a través de nuestro cuerpo y cómo es que podemos aprender a recibir su mensaje y transformarlo en inspiración. Adicionalmente, haremos conciencia de cuáles son los bloqueos que no nos permiten expresar nuestra energía sexual-creativa para liberarlos.

En el taller intensivo de este ciclo –Fluir con el Gozo– recibiremos la segunda Respiración Cobra, que permite que la energía solar descienda y despierte los tres chakras inferiores, equilibrando las corrientes femeninas y masculinas.

 

Fuego (Agni)

El elemento Fuego se relaciona con el tercer chakra: Manipura, que se ubica a la altura del plexo solar. Tejas es el tattva del fuego y se simboliza con un triángulo rojo.

Este elemento tiene el poder de convertir y transformar. Es la forma sin sustancia, de cualidad caliente, penetrante, luminoso, seco y ligero. El fuego se encuentra en el calor y la energía del cuerpo; existe en todos los procesos metabólicos y reacciones químicas. Psicológicamente promueve la claridad mental, la atención y la comprensión. Se manifiesta a través de los ojos y está asociado al sentido de la vista. El Fuego es la habilidad de dar dirección e impulso.

Durante este tercer ciclo nos encontramos con nuestro poder personal y todo lo que bloquea su sana expresión en el mundo. El trabajo alquímico consistirá en contactar nuestra rabia y aprender a transmutarla en manifestación hacia el mundo. Haremos un trabajo muy profundo en la comprensión de nuestros talentos y todos los pensamientos limitantes que no nos permiten expresarlos en totalidad.

En el taller intensivo de este ciclo recibiremos la tercera Respiración Cobra, que abre el canal Sushumna y posibilita que el Fuego Cósmico (Kundalini), una mezcla perfecta entre lo masculino y lo femenino, ascienda. De esta manera, el sistema de chakras completo es llevado a un perfecto equilibrio.

 

Aire (Vayu)

El elemento Aire se relaciona con el cuarto chakra: Anahata, que se ubica en la zona del corazón. Vayu es el tattva del aire y se simboliza con un círculo azul.

Este elemento expresa en sí mismo el principio del movimiento. Es la existencia sin forma, de cualidad ligero, claro, seco, y dinámico. Es la forma gaseosa de la materia. Psicológicamente promueve la alegría y la felicidad. Se manifiesta a través de la piel, siendo asociado al sentido del tacto. Representa la fuerza vital o Prana, esencial en todas las criaturas vivientes. Todos los espacios vacíos están llenos de aire, y éste fluye libremente a través de todo el cuerpo. Está relacionado con la capacidad de dar y recibir.

Este es un momento cumbre en nuestro proceso: todo lo que hemos hecho hasta el momento es para llegar a este cuarto ciclo en el que nos damos a la verdadera tarea de abrir el corazón y sostenernos en esa apertura. Nos daremos el espacio para respirar nuestro corazón y conectar con el Amor que es el fundamento de toda nuestra existencia, en la relación con nosotros mismos y con los demás. Estableceremos los fundamentos para construir y mantener relaciones auténticas, en las cuales el vínculo provenga del corazón espiritual y el sexo sagrado.

En el taller intensivo de este ciclo recibiremos la cuarta Respiración Cobra, que abre el microcosmos hacia el macrocosmos, que te lleva desde las profundidades de la tierra hasta la eternidad en el cielo.

 

Eter (Akasha)

El Eter se relaciona con los tres chakras superiores: Vishuda (que se ubica en la zona de la garganta), Ajná (que se ubica en el entrecejo) y Sahasrara (que se ubica en el tope de la cabeza). Akasa es el tattva espiritual y se simboliza con un huevo negro.

El espacio o éter entendido como el vacío, es donde reside el todo y la nada. El éter es siempre presente: el espacio en que todo existe y actúa. De cualidad suave, ligero, omnipresente, estático y sin forma. En el cuerpo el éter se encuentra en los espacios vacíos como en tubos y canales, y es él el que contribuye a los sonidos del corazón y de los pulmones. Todos los sonidos son transmitidos a través del espacio y, por ende, está relacionado con el sentido del oído. Psicológicamente  promueve la paz, el silencio mental y la expansión de la conciencia.

Este es el ciclo de integración de todo el proceso, en el que nos damos a la tarea de conectar profundamente con el anhelo de nuestra alma y entonar su canto. Cada canto es único porque cada alma es única. A través de los procesos vivenciados en este taller constataremos la potencia de nuestro espíritu y su conexión con el Todo del que se hace parte. Desde este reconocimiento de nuestro ser espiritual, conectaremos con el sentido de nuestra vida y nos abriremos a la manifestación de nuestro propósito en esta Tierra.

Este último taller intensivo es el taller de graduación, por ende, el retiro también es residencial pero dura cinco días, en los que nos permitiremos experimentar la dimensión más espiritual, pero también la más terrena, de vivir desde el Tantra.

Si sientes que esto puede ser para ti, ingresa al siguiente enlace, déjanos tus datos y nosotros nos pondremos en contacto contigo:

https://goo.gl/forms/KIDtyqICCUKzrpBI3

Para resolver las dudas que tengas, puedes contactarnos a través de tantra@dhakini.org o del celular (57) 318-8585844.