Por Nataly Garzón y Francisco Javier Valencia Olarte, estudiantes para profesores de la Escuela de Formación en Tantra Kriya Yoga de la Fundación Dhakini Tantra.

¿Sientes como si otro viviera tu vida, como si otros ojos observaran lo que te niegas a ver? Quizás sea porque te has puesto máscaras para encajar, adaptarte y pertenecer.

Muchas veces has estado escondido tras la máscara de la seriedad solo con el fin de que te tomaran en serio, o en esa máscara de los negocios, del emprendedor, del hacedor; otras veces escogiste la risa y la mofa para no conectar con quien tienes frente a ti y así no entregar tu corazón; entonces, es el momento de que descubras tu esencia, te quites la máscara y conectes contigo y con ese ser que siempre has querido ser. ¡Con la inocencia de tu corazón y el amor infinito que yace en ti!

En una de nuestras tradicionales noches tántricas de la Fundación Dhakini invitamos a visibilizar la máscara con la que te identificas, verla en ti, verla en los espejos de los otros, danzar con ellas y meditar para que puedas quitártela y mostrar tu verdadero rostro.

En efecto, es válido para ti y para muchas personas que conocemos, el creer y también el proyectar, que el denominado éxito, el reconocimiento público, la posición social, la posesión de bienes materiales, la aparente pareja o familia feliz y demás estereotipos que en general se ponderan y se aceptan como ciertos, resultan ser justamente el producto de haberse colocado la máscara “ideal” para cada ocasión.

Es relevante corroborar que el origen del uso de las máscaras coincida con el papel que inveteradamente han venido cumpliendo en las diferentes sociedades en varias latitudes del mundo: La palabra «máscara» tiene origen en el masque francés o maschera en italiano o másquera del español, cuyos posibles antepasados en latín (no clásico) son mascus, masca = «fantasma», y el maskharah árabe = «bufón», «hombre con una máscara». En esencia se trata de una representación, cargada de intenciones y simbolismos, convertidos en arquetipos que son parte del inconsciente colectivo e individual y representan los temores y aspiraciones de una civilización.

Independientemente del uso que cada quien le da a sus máscaras, lo que se advierte en general es la necesidad de esconder o disimular algún tipo de temor: miedo a ser juzgado, a no ser escuchado, a no ser aprobado o querido, a ser inadvertido, a desentonar con el grupo, a visibilizar su vulnerabilidad o la creencia de la falta de poder, de fuerza o determinación… y en fin un sinnúmero de razones resumidas en la frase “cada quien es dueño de sus miedos”.

Desde la psicología, en especial desde la psicología transpersonal, se han ideado diferentes métodos para enfrentar los miedos sin recurrir a enmascararlos. Así se aconseja analizar de dónde surge, en especial revisando antepasados y desarrollo de la gestación y primera infancia; enfrentar el miedo localizado de manera paulatina, mentalizándose en minimizarlo hasta que desaparezca; y especialmente, mantenerse firme en la determinación de dicho enfrentamiento, repitiéndolo una y otra vez hasta lograrlo.

Si bien estas y otras técnicas sugeridas desde lo psicológico pueden tener benéficos efectos para lograr superar los miedos advertidos, técnicas ancestrales como el tantra, brindan una solución holística a esta impulsiva o inconsciente necesidad de estarse colocando máscaras para encajar en eso que crees que <debes> encajar, para ser aceptado.

Particularmente para el tantra Kriya Yoga que estudiamos y practicamos en la Fundación Dhakini, el propósito general, más grande, que sólo enfocarse en la <superación> del miedo, es contribuir a la expansión de la conciencia y la iluminación de todos los seres, entendiendo como iluminación el momento de gracia en el que la conciencia individual se eleva a la conciencia universal, desde la cual no hay dualidad y todos somos Uno.

Y justamente ahí está la clave del enfoque holístico, toda vez que el plantearnos e invitar a recorrer un profundo camino de transformación y realización para todos los individuos que se sumergen en él, lo que en el fondo significa, es estar dispuesto a retar el mundo conocido, las zonas de confort, los miedos, las verdades que consideramos incuestionables y los condicionamientos que no hemos descubierto que son condicionamientos, entre muchos otros aspectos de nuestra realidad y nuestro ser.

En ese sentido, más allá del enfoque limitado a localizar y <enfrentar> el miedo que te hace poner la máscara, lo cual se logra durante el trasegar del camino, éste te lleva al reencuentro real y honesto con tu verdadero ser: total, ilimitado, auténtico, libre y, desde ahí, leal a tu esencia e Inmensamente feliz, porque no sólo estarás lleno de ti, sino que estarás realmente presente para vivir tu vida, para compartirla, para conectarte con Eso que es más grande que tú y desde ahí servir…contribuir…aportar.

Es a esto a lo que llamamos tener una Vida Plena y, en esa medida, este sí puede ser un camino de realización personal, que va más allá de tu vida individual. La aspiración es estar un día tan abierto, tan receptivo, tan fluido, tan rendido, que seas tocado por la gracia de la Existencia y puedas despertar a la No-Dualidad, a la Conciencia del Uno, del Todo, del Vacío, del Ser.

Como de manera bella y poética lo dijo el gran Maestro Osho, en “Tantra, la Suprema Comprensión”:

La aspiración de un Tantrika es alcanzar la Liberación, fundirse con el Todo y entonar la canción del Mahamudra: el orgasmo total de todo tu Ser, al ser penetrado por la Existencia.

¿Y qué se requiere de ti en todo este juego? Que confíes y saltes, que retes lo conocido y te lances a lo desconocido.

Que te abres y te mantengas abierto…abierto…abierto.

«La comprensión suprema trasciende “esto” y “aquello” …

La acción suprema lo abarca todo sin apego. El logro supremo es tomar conciencia de lo inmanente, sin esperanza.

Al principio, el yogui siente que su mente se precipita como una cascada. A la mitad de su curso fluye lenta y plácidamente, como el Ganges…

Al final, es como un inmenso y basto océano

¡En el que las luces del hijo y de la madre se funden en una sola!

Deja una respuesta

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!