[et_pb_section bb_built=»1″][et_pb_row _builder_version=»3.0.102″][et_pb_column type=»1_2″][et_pb_image _builder_version=»3.0.102″ show_in_lightbox=»off» url_new_window=»off» use_overlay=»off» always_center_on_mobile=»on» force_fullwidth=»off» show_bottom_space=»on» src=»https://dhakini.org/wp-content/uploads/2019/05/inocencia.jpg» /][/et_pb_column][et_pb_column type=»1_2″][et_pb_text _builder_version=»3.0.102″ background_layout=»light»]

Por: Francisco Javier Valencia Olarte

Estudiante de la escuela de Formación en Tantra de la Fundación Dhakini Tantra. Si bien se recibió de abogado y ejerce su profesión, durante más de 15 años se ha dedicado al estudio y práctica de disciplinas que tiene que ver con el conocimiento interno, tales como la Terapia Gestalt, en la que se formó en la Escuela de Transformación Humana; practicante de Tarot Terapéutico; y, esencialmente, Poeta, que incursiona en este nuevo género de la poesía medicina, poesía para el alma, poesía tántrica.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text _builder_version=»3.0.102″ background_layout=»light»]

 

Un aspecto fundamental del Tantra, en palabras del maestro Osho, es el “retorno a la absoluta inocencia, a la absoluta unidad” … el Tantra como camino natural hacia Dios, el camino normal hacia Dios. Y no hay nada más cerca de Dios que la inocencia de los niños, esa capacidad de asombro y de comunicación directa, amorosa, espontánea.

¡MIS AVIONCITOS!

 

Le confesé a Mamá

que eras tú

quien me regalaba los avioncitos…

 

Le hablé del cuidado

y de la firmeza de tus manos

para doblar el papel

y transformarlo

 

Le dije

que tu primer avión

¡había sido mi mejor regalo!

 

¡No sé qué le pasó!

Por un momento

sus ojos se aguaron…

sacó la foto de Papá

cuando era aviador

me enseñó los nombres

de los pilotos compañeros

cuando lo enterraron…

 

Me estrechó en su seno

me abrazó con fuerza

sobre mis hombros lloró

y me dijo

que te besara en la frente

cada vez

que de nuevo

¡me regalaras un avión!

***

 

¡NO ME DA PEREZA LEER!

 

A Gabriela, Sara Luna y

Lina María, semillas

hechas vidas!

 

Papi,

en verdad

no me da pereza leer…

 

Lo que pasa, es que,

en las noches,

cuando reina el silencio en mi habitación

prefiero tu voz suave y cadenciosa…

 

Esa cálida voz

que se cuela despacio por mis poros

por mis ojos, por todos mis sentidos

 

Ese torrente manantial

dulce melodía

que como cascada infinita….

¡llena toda mi alma y mi vida!

 

Más que las aventuras de animales fantásticos

de hadas madrinas, bellas durmientes

cenicientas, ogros y pulgarcitos

es el amor en tus palabras

el que dulcemente me arrulla…

 

Es el compás de tu corazón

el que disipa las sombras de los monstruos en mi habitación        

es el calor de tu aliento

el que hace que mi corazón se quede en paz

que mi mente logre descansar…

 

Que encuentre el hueco perfecto

en donde encajar mi cabeza y mis hombros,

en donde quedarme

alegre

tranquila

¡profundamente dormida!

***

 

¡MI COMPAÑERO IVAN!

 

Ahora

ya no le tengo pereza

a la escuela

 

Ahora

levantarme temprano

arreglar y planchar mi uniforme

más que unas tareas…

¡se han convertido en toda una fiesta!

 

Ahora

ya no le tengo pereza

a la escuela …

 

Y me pregunto:

¿Cuántos regaños

y cuántos castigos

me hubiera ahorrado?

si hace unos meses

hubieran admitido en la escuela

¡a mi compañero Iván!

***

 

¡EL BESO PROHIBIDO!

 

Cuando lo vi llegar

mis labios se apartaron de los suyos …

le había dicho

que era como caminar sobre las nubes …

y ella, con un silencio coqueto e inocente,

les devolvía a mis labios…

el sabor de los algodones de colores …

 

¡Quedamos paralizados!

 

La mirada inquisidora y el grito

nos llevó frente al Señor Rector …

 

Fueron miles los regaños

sin respuesta alguna …

 

Que eso no se hace

que el exhibicionismo

que la moral

que el respeto

que el Manual de Convivencia …

ya no recuerdo el tropel de palabras

¡antes de la expulsión!

 

Pasados los años …

todavía me pregunto:

por qué no expulsaban también

a Papá y a Mamá,

a mi alegre profesora

al coordinador que nos pilló

y al mismo Señor Rector…

si con mis propios ojos

varias veces los vi en las mismas …

 

Si yo sé que todos ellos

También y a su manera

han aprendido a conjugar el verbo BESAR

¡en todos los tiempos!

 

***

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!