[et_pb_section bb_built=”1″ _builder_version=”3.0.102″][et_pb_row _builder_version=”3.0.102″][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text _builder_version=”3.0.102″ background_layout=”light”]

Ese camino de nombre exótico que te atrae o rechazas pero que, si es lo tuyo, finalmente te escogerá

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row][et_pb_column type=”1_2″][et_pb_text _builder_version=”3.0.102″ background_layout=”light”]

Por:

Bonnie Medina

Tantrika y Staff Dhakini Tantra

Columnista de Educación y Bienestar

Fotografía: Banco de imágenes Dhakini Tantra

[/et_pb_text][/et_pb_column][et_pb_column type=”1_2″][et_pb_image _builder_version=”3.0.102″ src=”https://dhakini.org/wp-content/uploads/2018/03/image001-1.png” show_in_lightbox=”off” url_new_window=”off” use_overlay=”off” align=”center” always_center_on_mobile=”on” force_fullwidth=”off” max_width=”250px” show_bottom_space=”on” /][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text _builder_version=”3.0.102″ background_layout=”light”]

El Tantra es un camino de transformación que ha cambiado la vida de muchas personas, provoca cambios acelerados y permite que quien lo conoce entienda el ámbito sagrado de la sexualidad, pero ¿cómo es que se llega a su exploración o práctica?

Ser escéptico se ha convertido en algo común en nuestra sociedad, es normal dudar de todo y todos y mirar de reojo a todo aquel que parezca estar en poca sintonía con el sistema o, lo que es peor, que a pesar de él, parezca estarse divirtiendo. Sin embargo un concepto que sí es socialmente aceptado es que las personas atraviesen por estados de crisis: económica, rupturas de pareja, problemas familiares, enfermedad, falta de propósito en la vida, baja autoestima, falta de aceptación personal y tristemente una gran, gran infelicidad.

Quienes se sienten atraídos al Tantra por lo general vienen atravezando una crisis y además comparten el tener una energía sexual elevada que se convierte en motivo de problemas de distinta naturaleza al desbordarse. Es una situación que les genera vergüenza, dualidades y complejos.

Resistencia y Atracción

En mi caso personal, el escepticismo fue total, yo pensaba que todo lo que sonara a practica espiritual incluía el aspecto religioso y toda práctica grupal incluía alienación. Me sentía demasiado rebelde para encajar pero, como no soy la excepción, mi vida estaba atravesando una crisis profunda que rozaba la depresión a causa de mi separación y me sentía sin piso al haber regresado al país y tener que volver a trabajar en el sector corporativo luego de 9 años de no hacerlo.

Reconozco que por un tiempo no quería relacionarme con los hombres, me sentía herida pero, en el fondo y sin saberlo, algo me llamaba a desfogar mi energía sexual y en esa búsqueda encontré un juego virtual en el que me relacionaba a través de avatares con personas de distintas nacionalidades. Un poco de morbo natural me llevó a indagar contenidos sexuales de distinta índole incluidos en el juego, temas a los que jamás me he acercado en mi vida real y que se volvieron motivo de estudio y diversión para mi, aprendí mucho y paralelamente conocí historias de muchas personas. Me empecé a sentir como una investigadora del comportamiento humano en el mundo virtual.

Creé un avatar que comenzó siendo un alter ego de mi personalidad pero al pasar el tiempo comencé a conectar realmente y desde mi esencia con las personas que estaban detrás de los avatares. Como uno de mis intereses es la lectura, encontré un grupo de escritores españoles que me retaron a escribir, casi jugando y por no quedarme atrás, inicié un blog en el perfil del juego y al hacerlo terminé haciendo la catarsis de mi separación al recordarme a mí misma quién era como mujer y las posibilidades de mi sexualidad.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row][et_pb_column type=”1_2″][et_pb_text _builder_version=”3.0.102″ background_layout=”light”]

Recrear historias con un poco de verdad y mucho de fantasía me trajo mucha satisfacción y la revelación de uno de mis dones: escribir. Sin embargo mantuve el tema escondido por mucho tiempo y sólo después de 2 años de tener el blog y haber alcanzado un número considerable de seguidores en el juego, le conté a mi mejor amiga, compañera de apartamento y exploradora del Tantra, María Ferrer, quien lo consideró un ejercicio maravilloso y me explicó que era un desfogue de mi sexualidad a través de la creatividad.

[/et_pb_text][/et_pb_column][et_pb_column type=”1_2″][et_pb_image _builder_version=”3.0.102″ src=”https://dhakini.org/wp-content/uploads/2018/03/image003-5.jpg” show_in_lightbox=”off” url_new_window=”off” use_overlay=”off” align=”center” always_center_on_mobile=”on” force_fullwidth=”off” max_width=”250px” show_bottom_space=”on” /][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text _builder_version=”3.0.102″ background_layout=”light”]

Sincronía Divina

La mayoría de practicantes del Tantra llegan a través de maneras que rayan con el milagro: artículos de prensa que les saltan a la cara mientras están en una sala de espera, crisis que los llevan a buscar y por el algoritmo caprichoso de las redes sociales terminan encontrando, un conocido que sin pedirlo y por casualidad habla del tema, el encuentro con algún libro de sexualidad sagrada, el llegar a caminos paralelos y terminar preguntándose por éste…

Para mí, a pesar de haber entendido que los impulsos de mi sexualidad no eran antinaturales, aún no sentía deseos de explorar el Tantra del que me hablaba mi gran amiga María quien, para ese entonces, ya era profesora en formación. Se necesitaría una cadena de eventos en sincronía para que yo terminara completando el grupo de un taller que ella organizaba donde canceló una mujer a última hora; fui “por hacerle un favor” que en verdad terminó ella haciéndome a mi y nunca me cansaré de agradecérselo. Siempre he dicho, a manera de chiste, que llegué engañada y me divierte un montón porque ahora tengo claro que el Tantra nos escoge. El regalo que el universo me entregó en ese primer taller no lo entendería en ese momento, pero la verdad es que significó un cambio trascendental en mi vida.

Lo que el Tantra devela…

Sucede con el Tantra lo mismo que pasa al pelar las capas de una cebolla, nos vamos quitando complejos, prejuicios y condicionamientos y eso termina revelando nuestra esencia. Entender quienes somos nos trae paz y coherencia, no es un proceso fácil porque se pueden disparar procesos bien complejos, pero a mí personalmente el Tantra me ha traído verdad, la posibilidad de desarrollar un testigo que me acompaña siempre y la bendición de abrazar mi oscuridad; me ha servido para encontrar propósito de vida y por eso ahora me dedico a divulgar lo que se requiere para que seamos más plenos y felices.

El trabajo del Tantrika continua a cada instante, mi reto principal es y sigue siendo el amor propio, pero ha valido totalmente la pena porque, desde que exploro el Tantra, he experimentado un gozo indescriptible y una apertura de corazón que me hace sonreír y agradecer toda la existencia.

Namaste.

 

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

4 comentarios de “TANTRA

  1. Milena dice:

    Excelente articulo. Tienes razón, el tantra siempre te salta en la cara y te deja “picado”….Pero a veces parece tan misterioso, Es mucha la información que hay pero no toda es cierta, alguna se focaliza en lo que por intuición se que no es el Tantra….e incluso dar con alguien que recorra el camino en honestidad y te forme bien parece toda una aventura…..me llama la atención la propuesta de Dhakini….vamos a ver este año como nos va….

Deja una respuesta

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!